NoticiasIr a esta sección

4 millones de euros en facturas pendientes de pago
Fecha de publicación: 18 de enero de 2021

ESTE DATO SE RECOGE EN  LA CUENTA GENERAL DE 2019 APROBADA POR LA CORPORACIÓN MUNICIPAL EL PASADO 29 DE DICIEMBRE DE 2020

  • Este dato refleja que a fecha 31 de diciembre de 2019 el Ayuntamiento debía esta cantidad.

 

  • Unos datos oficiales que avalan las informaciones sobre la cuenta que la Alcaldía ya conocía a raíz de los trabajos y auditorías internas y externas encargadas para conocer con exactitud la situación económica del consistorio y que algunos cuestionaron.

 

  • A esta cifra de 4 millones habría que sumar además 290.391,22€, correspondientes a  las anualidades de 2015, 2016 y 2017 que aparecen en el Concello pero que están sin reflejar en ninguna contabilidad. El Modus Operandi era llevarlas a contabilidad una vez que se pagaban. Lo que en la jerga se conoce como facturas en el “cajón”.

 

  • Por otro lado el Ayuntamiento cuenta con una deuda estructurada es decir,  préstamos bancarios, cuya cantidad asciende a 480.384,60€. A esto le sumamos 300.000€uros de una póliza de crédito que eleva este tipo de deuda a 780.384,60€.

 

  • Si sumamos las facturas pendientes de pago (3.994.118,47€ ), la deuda estructurada  (780.384,60€) y las facturas de los años 2015, 2016 y 2017 que existen pero no se reflejan en la contabilidad (290.391,22€),  2019 termina con más de 5 millones de euros por pagar.

 

  • Por otra parte, en el capítulo de ingresos figuran como derechos pendientes de cobro 1.594.682,28€ que no se han ingresado en las cuentas del Concello y que con probabilidad no se podrán recuperar ya que atendiendo a nuestro histórico venimos ingresando solo un 57,88% del total, lo que supone unos derechos de cobro en torno a los 923.000€uros.

 

  • El saldo de las cuentas bancarias a fecha 31 de diciembre de 2019, es decir, de Tesorería es de 210.548,03€uros.

 

  • A todo esto, en este comunicado, no hemos incorporado otro dato que se refiere a los derechos pendientes de cobro de operaciones no presupuestadas que asciende a 249.206,04 ni el dato de obligaciones pendientes de pago no presupuestadas que asciende a 641.753,67 y que arroja un saldo negativo de -392.547,63

 

Según manifestaciones del Alcalde “por desgracia, esta es la triste realidad que YA ES INCUESTIONABLE y que así se refleja en el documento oficial de la Cuenta General de 2019.

 

La cuenta anual de 2019 se aprobó definitivamente en el Pleno extraordinario celebrado el pasado 29 de diciembre de 2020, con los votos en contra del PP.

La cuenta arroja unos datos muy preocupantes que coinciden plenamente con lo informado desde la Alcaldía durante este año y que hace referencia al despilfarro y falta de rigor en el manejo de las cuentas de años anteriores.

Todo lo que se comunicó desde la Alcaldía hasta el momento se corrobora con la Cuenta General 2019, un documento conformado por un Funcionario Habilitado Nacional, el Interventor, que valida todo lo dicho hasta ahora, sin que sea cuestionable.

 

SOLAMENTE EN LA PARTIDA 4130 APARECEN 2.639.502,11 €uros

La Partida 4130 es la partida a la que van a parar todas las facturas que no cuentan con retención de crédito y por lo tanto no están presupuestadas o no tienen ningún tipo de expediente administrativo.

La Cuenta refleja también unas obligaciones pendientes de pago de 1.354.616,36 €uros (esta es la suma de las facturas que sí están correctamente tramitadas, pero siguen sin pagar).

Sumados estos dos conceptos arrojan la cifra demoledora de 3.994.118,47€ de deuda.

Además la Cuenta 2019 refleja otra irregularidad:  En la partida 555 se recogen pagos hechos sin ningún tipo de tramitación: un total de 1.116.580,01 €.

La Alcaldía anterior heredó una deuda de su antecesora de menos de 400.000 €uros en facturas pendientes de pago. Una cifra que contrasta fuertemente con los más de 4 millones de €uros de deuda heredada por Luis Piña de la anterior Alcaldía.

Según palabras del actual Alcalde “los 8 años de la anterior Gobernanza dejaron el barco en el fondo del mar”.

Todo ello arroja un ejercicio contable que supera los 5 millones de euros de deuda. Una situación muy complicada que obliga al actual gobierno a asumir la gobernanza con muchas dificultades para conseguir ahorrar y a la vez mantener los servicios básicos municipales.

“Según manifiesta el Alcalde nos quedan años de sacrificio pero estoy convencido de que vamos a salir adelante”.

 

 

 

 

compartir

agenda